12 junio 2013
pérdida dental

El heroísmo de unos dientes al borde del precipicio. Increíble, pero cierto.
Cuando pasan los años dedicados a cuidar dientes débiles, pocas cosas animan tanto como la confirmación de que nuestro trabajo tiene un sentido: evitar la perdida dental.

Merece la pena acudir al trabajo para saludar nuevamente al risueño portador de estos dientes que, estando al borde del precipicio, siguen manteniéndose firmes, dándolo todo mientras se pueda, y ojalá que yo lo siga viendo, al menos dos décadas más.

Pero no siempre sucede así. Existen situaciones en las que la pérdida del diente acontece en pocos años, en los pacientes predispuestos a la enfermedad periodontal y o que no se cuidan.

En algunas personas, como en los casos arriba expuestos, la pérdida dentaria sucede entre los diez y los veinte años. Y existen situaciones dramáticas, como la siguiente, en la que la pérdida sucederá en transcurso de dos años.

Publicado en: Clínica, Periodoncia

También te puede interesar

Bruxismo y férula de descarga
25 octubre 2017
Publicado en: Bruxismo, Clínica