10 junio 2013
Pronóstico Periodontal

La pérdida de los dientes se produce por diferentes motivos. Aproximadamente, de cada diez dientes que perdemos, cerca de seis se debe a la pérdida de los tejidos que lo soportan, por periodontitis (piorrea). Los otros cuatro dientes que se pierden lo hacen por caries profundas, fracturas de la raíz y o de la corona dentaria y problemas del nervio.

Por lo que respecta a la pérdida dentaria por periodontitis, su distribución no es uniforme, existiendo un porcentaje reducido de población con mayor riesgo a padecer la enfermedad y en consecuencia, a perder los dientes.

Estas diferencias se observan igualmente cuando se realiza el tratamiento periodontal para detener la enfermedad. Está demostrado que podemos controlar la enfermedad y evitar la pérdida dentaria en un alto porcentaje de pacientes. Sin embargo, en un 25% de los casos con mayor riesgo, costaría más detener la enfermedad, produciéndose la pérdida de algunos dientes con los años. Un 15% de estos pacientes perderían entre 3 y 7 dientes, mientras que el 10% restante perderían incluso más.

La pregunta lógica es: ¿Quién va a tener esa mala suerte y por qué?

Los estudios que dan respuesta a esta pregunta se centran en el denominado “pronóstico periodontal” y su objetivo básico es identificar los factores de los que depende la mala evolución, definida en base a la pérdida dentaria. Se estudian factores generales que dependen de la persona (hábitos como cepillarse mal los dientes o fumar) y factores locales que dependen del diente que pueda perderse (la pérdida de la encía y el hueso que sujeta el diente, la movilidad, la forma y el número de raíces, etc.).

Para establecer el «pronóstico periodontal» y responder a cómo responderá el paciente y qué dientes podrían perderse en el futuro, la mente del clínico debe trabajar simulando un programa informático que baraje mentalmente el conjunto de estos factores locales y generales, con un peso específico cada uno y con posibles interacciones entre algunos de estos factores. (Un pequeño lío, diría más de uno).

Los resultados de la investigación en «pronóstico periodontal» hasta el momento nos permiten establecer algunas conclusiones.

  • El intento de establecer un pronóstico periodontal certero no parece una cosa fácil. Parece faltar un buen trecho para pronosticar con la fidelidad que desearíamos.
  • En la mayoría de los casos acertamos cuando pronosticamos que un diente no se va a perder, pero si pronosticamos que un diente se perderá, acertamos solo en la mitad de los casos (por fortuna para la otra mitad que no se pierde).
  • Hemos sido capaces de identificar una serie de factores pronóstico claves: fumar, apretar los dientes más de la cuenta (bruxismo), la movilidad marcada del diente y la pérdida más acusada del soporte dentario, todo ello combinado en mayor o menor medida (la combinación –interacción- de factores, parece ser especialmente importante), explicaría el por qué de la pérdida dentaria.

La combinación de estos factores podría explicar el motivo por el que hubo que extraer esta muela, delicada desde el principio, tras casi veinte años cuidándola, para que no se perdiera.

Publicado en: Periodoncia

También te puede interesar

blanqueamiento dental interno
14 mayo 2014
Publicado en: Clínica, Estética